Rendez-vous derrière les lignes

« Cette fois-ci c’est la bonne, j’en suis sûr ! , se répétait John, comme pour conjurer le sort. Ces rencontres en ligne me font vraiment du bien, maintenant ça va marcher. »

Ses dures années de célibat lui semblaient bientôt derrière lui. Il avait très rapidement flashé sur le profil d’une belle inconnue. Une de plus, peut-être. Ou peut-être pas, car celle-ci était vraiment différente, en tout cas il le croyait avec fermeté.

Quelques mots échangés chacun derrière l’écran, et voilà déjà le premier rendez-vous promis. Tout s’est passé très vite, peut-être même trop vite. Car c’est le moment de tous les dangers, celui où il faudra quitter l’écran et se dévoiler en chair et en os. Et se présenter sous son plus beau jour.

John voulut mettre tous les atouts de son côté. Continue reading

Advertisements
Posted in Online Encounters, Yves | Leave a comment

Slipping through your fingers…

So be it…she would do it online. Caroline’s weakened condition stopped her from leaving the house but being secluded like this was really getting to her. Her night-time angst was getting worse and she even had panic attacks in the daytime now. She’d managed to put up a brave front for a while but things had gotten so bad, she’d ended up confiding in her friend Paul. He had a great repertoire of therapists, most of which he had already contacted for himself. “This one” he said “is quite outstanding. And she works with Skype if you can’t go to her”. This was exactly what Caroline needed: getting her mind fixed from the comfort of her very own home.

Continue reading

Posted in Gaelle, Online Encounters | Leave a comment

Outlaws on(the)line – Our next home reading

Sunday 17 March at 3:30 p.m.
Writingbrussels is back with more stories: Outlaws, online encounters and more.

Posted in Events, Online Encounters, Outlaws | Leave a comment

Diez minutos antes

I
Diez minutos antes escala los gemidos, sube y baja entre cielo e infierno, en los brazos del joven amante, espantando sus tardes azules de ama de casa, el sexo habitual a la hora de siempre, los chismes de las colegas en la oficina, la mirada gruesa del panadero. Respira hondo y gime y escala, sube y sube hacia un cielo abierto donde pasan bandadas de pájaros espantados y ya no está la habitación, ni la mesita junto al sofá, ni el sofá donde el amante, ni el amante. Diez minutos antes ella sube, sube…

IDTSKSZ Corp.

II
Diez minutos antes él es un joven fuerte y mágico que le hace el amor con un poco de lástima y otro poco de crueldad Continue reading

Posted in Outlaws | Leave a comment

La línea

(Dedicado a todos lo que arriesgan sus vidas cruzando líneas)

Una chica muy pálida, de ojos claros y mirada temerosa, está de pie en una orilla con un niño en brazos. Todo es oscuridad a su alrededor excepto por una fina línea de luz que, surgida a sus pies, cruza sobre el fondo incierto de un foso o un abismo, cuyo retumbar de olas llega hasta ella amenazante, y se aleja hacia el horizonte señalando lo que parece ser el único camino posible. Con sumo cuidado, la chica levanta una pierna, estira el pie descalzo y lo apoya sobre la línea. El otro pie todavía está en lo que se da en llamar tierra firme, aunque por experiencia sepamos que no siempre lo es, ya que puede tragarnos. Empujada quizás por ese miedo, la chica lo alza también y lo apoya unos centímetros más adelante

La línea es estrecha, apenas un trazo en la penumbra, y resulta inconcebible que pueda sostener un cuerpo por encima de esa hondura negra como boca de lobo, aún uno tan delgado como el de la chica que -no olvidemos- lleva además un recién nacido. Movida, sin embargo, por una necesidad de huir más poderosa que el vértigo de atravesar el vacío, sigue avanzando por la cuerda floja, un paso tras otro. No sabe dónde está ni qué hay del otro lado, pero sigue, el bebé bien ajustado entre el pecho y los brazos, la vista al frente para no perder el equilibrio. Continue reading

Posted in Dulce, Online Encounters | Leave a comment