Vida y Verdad se escriben con uve

Vida y Verdad se escriben con uve… (V) de Volar

Vida y Verdad
Se escriben con uve de Volar
Inseguridad o ingenuidad

Se escriben con uve de Volar
Valentina, Victoria y Virginia
Falsedad o profesionalidad

Se escriben con uve de volar
Valentina, que quería ser ella misma
Victoria, que quería ser libre
Virginia, que quería volar

Y ellas son las protagonistas de estos tres relatos…


Valentina, la alumna funcionaria que trabajaba para la OTAN y decidió volver a Inglaterra con su marido, y sus dos hijos universitarios.
V: Ah!! Y muchas gracias por la compañía-me dijo al despedirse.
Fue lo útlimo que me dijo al despedirse. Minutos antes habíamos tenido nuestro último encuentro en una de las famosas terrazas de Merode.
V: Me voy de Bruselas pero me hubiera gustado conocer esta ciudad mejor, la verdad… Es una ciudad muy interesante. Magnífica. Con unos parques y paisajes sensacionales, y una oferta cultural tan amplia y variada…. Es una lástima no haberla disfrutado mejor…. porque tantos sábados y domingos por la tarde me hubiera gustado ir a pasear y recorrer sus calles y disfrutar de la ópera de la Monnaie, por ejemplo, pero siempre me quedaba dormida en el sofá, del cansancio y sueño que arrastraba de toda la semana. Ahora cuando vuelva a casa me espera un gran Excel para hacer el inventario de todas las cosas de la mudanza. La empresa viene mañana a llevárselas.
Me dió bastante pena despedirme de ella. Habían sido cuatro años de clases y su español había mejorado muchísimo, pese a su marcado acento inglés, que nunca supe corregirle. Habíamos compartido charlas, debates, puntos de vista, enfermedades familiares. Tantas cosas….Me hizo gracia el…. “gracias por la compañía”.
Creo que una mujer como Valentina tuvo que sentirse muy sola en una ciudad que le dió la oportunidad de crecer tanto profesionalmente.

Victoria, la vecina velada que conocí en el metro y me inspiró esta historia. Bruselas tiene un sistema de transportes públicos muy literarios.
Yo:Sí, sí, hace muchísimo calor, este verano es totalmente diferente a los demás.
V: ¿Tú eres española, verdad? He reconocido tu acento. Yo soy portuguesa, hace veinte años que vivo en Bruselas. Y en este barrio, cinco añitos.
Yo: ¿Ahhh, sí? ¡Ay! A mi me gusta mucho Portugal, he estado en el Algarbe, en Oporto, en Lisboa…..
V: Vaya….. pues yo soy de Coimbra, y he estado en España también……Vivo en Bruselas por mis cuatro hijos, para que tengan un futuro mejor.
Yo: ¡Wow, cuatro hijos, qué bonito!
V: Sí, sí, pero los estoy criando yo sozinho….
Yo: ¿Y su marido?
V: Se fue, y no me importa donde esté. En Egipto, creo…..
Yo: Pues que difícil debe ser estar sola, y con cuatro hijos….
V: Sí, y otro que se me murió, siendo muy pequeñito….pero los hijos los trae Dios, y hay que aceptar la voluntad de Dios….
Esa taxativa afirmación me dejó perpleja pero mi condescendiente carácter me impidió contradecirle…
Yo: Me bajo en esta parada. Encantada de conocerla. Ha sido un verdadero placer.
Victoria bajó en la parada de Metro de Etangs Noirs y se dió cuenta por primera vez que había unas figuras suspendidas en el techo; tres hombres sobrevolando a los pasajeros.

Virginia, la amiga con la que quedé en un elegante restaurante del espectacular parque natural de Tervuren de Bruselas.
V: Mira hacia allá…..qué casas tan suntuosas…. ¡Qué estupendas!, ¡Me encantan! Yo quiero vivir en una casa de esas con mi novio…..Ay qué bien estamos aquí en esta terraza tomando este aperitivo….. ¿Cómo debe ser vivir así, y siempre así?
Yo: No lo sé, Es un lujazo que no me puedo permitir, ni siquiera soñarlo…..
V: Pues yo sí, me estoy planteando ser acompañante escort y disfrutar de estos grandes placeres de la vida ¿Dónde podría inscribirme? ¿En una página web? ¿En alguna agencia? ¿Conoces a alguna amiga que se haya inscrito y trabaje de ello?
Yo: Pues….mmmm…..La verdad es que….. sí ….sí que tengo una ex-alumna que hace de escort ocasionalmente. ¿Quieres que te contacte via Facebook con ella? ¿O quieres que me informe y luego te lo explico?
V: Wow, muchas gracias, sí, infórmate primero tú y luego me dices, y si eso chateo con ella por Facebook…. ¿Harías eso por mí?
Yo: Por supuesto. Ya sabes que NO tengo prejuicios y que yo…… YA no juzgo.

Recuerdo haberlas visto por última vez en la cafetería del aeropuerto de Zaventem.
Ellas no se conocían. Ni sabían que yo las conocía a las tres.

A Valentina apenas le dió tiempo de tomar su café porque llegó al aeropuerto con retraso. A dos horas y media de tiempo de distancia le esperaba una nueva vida. Sus hijos, su marido, su padre enfermo, y un nuevo trabajo en el ministerio con un efervescente presidente que le burbujeaba el pensamiento, con mil ideas por poner en práctica.

Victoria volaba dirección a Madrid. Iba con dos de sus hijos que llevaban cada uno de ellos dos maletitas pequeñitas. Me fijé que, en cambio ella, iba bien ligera de equipaje, sólo con una mochila y un bolso de mano.

Virginia iba por primera vez a Italia. Allí haría una ruta por Sicilia que había encontrado recomendada en un blog.

Victoria se preguntó: ¿Y ahora qué? ¡Sin trabajo, sin marido, y con dos hijos! ¿Qué hago yo en Madrid?
Valentina pensó: Esto de empezar de nuevo a los 50 años, con un trabajo más estresante y peor pagado, y con mi padre enfermo…
Virginia se asustó con esta su reflexión: ¿Y si mi novio me deja por ser acompañante escort? Él dormía a su lado en el vuelo. Hacía casi más de 10 años que eran novios, y cinco que vivían juntos.

Y yo les pregunto a ustedes ¿Se equivocaron Virginia, Victoria y Valentina?

Raquel

Advertisements

About writingbrussels

Seven Writers. Three Languages. One City.
This entry was posted in Flying, Raquel. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.