Cosas

20170102_115545

Me llamáis por si os escucho,
me tendéis trampas de las que huyo.

Me hacéis promesas,
falsas verdades de Perogrullo,
arropadas en simplezas.

Que no necesito cuidaros,
que costáis poco dinero.

Que el mundo se parará
si continúo con el agravio,
de gastar solo en lo que necesito,
para no atiborrar mi armario.

A veces os escucho,
me dejo llevar por vuestra belleza,
un sueño de poseer algo hermoso,
que calme vacíos teñidos de tristeza.

El placer dura poco,
la ilusión se evapora,
tan rápido como el dinero,
tragado en la máquina registradora.

La guerra será larga,
no me asustan las batallas.

Me cogeréis  prisionera,
me tenderéis emboscadas,
caeré algunas veces,
sobre todo en las rebajas.

Pero no os creo ni un segundo,
mentirosas inveteradas.

Voces de un mundo injusto,
que lleva a la nada,
de querer tenerlo todo,
sin acordarse de guardar el alma.

Advertisements

About writingbrussels

Seven Writers. Three Languages. One City.
This entry was posted in Eva, Observing Brussels. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s